Durante la escena de una agresión en la que se mata la madre de los dos protagonistas sale una voz que grita:” Son musulmanes, escaparos”.

El problema es que en el idioma original la misma voz grita: “ They are muslims, get them” que en español se traduce como “Son musulmanes,  cogedlos”. Es por este error de traducción que se ha confundido el papel del agresor con el del agredido.

De hecho el público musulmán se ha tomado este error como un prejuicio contra su religión y todo esto ha tenido muchas repercusiones en el mundo del cine, tanto que tuvieron que quitar los dvd ya a la venta para corregir este error y Lucky Red tuvo que excusarse con el mundo musulmán ofreciendo también una recompensa económica, por el daño moral causado.

Este es otro ejemplo de cómo un pequeño error de traducción pueda causar muchos problemas, a todos los niveles.