Hoy en día la humanidad está asistiendo a un proceso de extinción masiva: las lenguas están desapareciendo causando la perdida de una visión única del mundo. Su extinción no es algo nuevo; no obstante, el ritmo al que están desapareciendo en la actualidad no tiene precedentes y es alarmante. Con cada lengua que desaparece, perdemos una gran cantidad de información acerca del modo en que los humanos se relacionan con el mundo que les rodea: la forma de expresar el humor, el amor y la vida de las comunidades. En resumen, perdemos el testimonio de siglos de vida.

Alrededor de la mitad de las 7.000 lenguas que existen aproximadamente en el mundo está en riesgo de desaparecer durante los próximos 100 años. Pero hoy en día tenemos a nuestro alcance unas herramientas y una tecnología que podrían cambiar las reglas del juego.

Con el proyecto Idiomas en peligro de extinción, Google pone su tecnología al servicio de las organizaciones y de los individuos que trabajan para hacer frente a la amenaza de las lenguas mediante su documentación, su preservación y su enseñanza.

Dixit, Agencia de Traducción e Interpretación, cumple su pequeño papel en este proyecto manteniendo vivas más de 50 lenguas, con sus servicio de traducciones e interpretaciones, evitando que la comunicación entre las pequeñas y grandes empresas no se reduzca solo al uso del inglés o chino (los idiomas más usados para fines comerciales).