Las  facilidades que tenemos para viajar y trabajar en otros países hacen que hoy en día vivamos rodeados de una gran variedad de culturas e idiomas.  Una sociedad multicultural como la nuestra requiere una atención al ciudadano adaptada a estas circunstancias ya que todo ciudadano tiene derecho a la asistencia pública; tanto sanitaria, como legal y administrativa.

Es imprescindible, en los servicios públicos, asegurar una comunicación eficaz entre el personal y el usuario. Para ello es importante contratar a un intérprete especializado en este sector. A menudo ocurre que usuarios que no dominan el idioma del país en el que requieren el servicio cuentan con familiares bilingües para que ocupen el papel del intérprete. Esta parece una solución fácil y rápida. Sin embargo, hay que tener en cuenta la presión que algunas situaciones pueden suponer para una persona cercana al usuario. Otra razón por la que conviene evitar la colaboración de un familiar es el hecho de que este probablemente sea subjetivo y propenso a expresar su propia opinión.

Un intérprete profesional está formado para tratar la información con delicadeza y transmitir todos los mensajes de manera fiel, además de mantener confidencialidad con respecto a la intervención. Así se consigue que el intérprete actúe como un enlace de comunicación entre el personal y el usuario y que, además, parezca prácticamente invisible. El resultado es una comunicación fluida sin pérdidas de información y sin situaciones incómodas.

Nuestra agencia colabora con una gran variedad de intérpretes especializados no solo en Madrid, sino en toda España e incluso a nivel internacional. Así que no dudes en contactarnos para encontrar intérpretes profesionales de la combinación de idiomas que necesites.