El otro día participamos en la traducción simultánea de la actriz Naomi Watts en la emisión del preestreno de la película Lo imposible, en una conocida cadena de televisión.

La traducción simultánea fue de inglés a español, y se realizó con bastante éxito.
El intérprete debe estar preparado para una interpretación en directo que se emite por la tele, por ello debe ser un profesional con mucha experiencia, y “tablas” para resolver cualquier imprevisto que pueda surgir. Además de la traducción, es importante el tono de voz, intentar recrear el matiz de la conversación y por supuesto que parezca casi que se está doblado. Es conveniente que la intérprete sea una mujer para que no resulte chocante la voz.

En otra ocasión realizamos la traducción del comité olímpico donde por cierto Madrid no salió seleccionada para el año 2016.