En Dixit se nos dio la situación de tener que traducir a una sola persona en un congreso donde asistían bastantes personas.
Además era para uno de los ponentes que se encontraba sentado en la mesa presidencial.
¿Cómo lo solucionamos?

De una forma bastante discreta y que pasó desapercibida al resto del auditorio. Nuestro intérprete se sentó al final de la sala con un equipo infoport y le iba traduciendo de forma simultánea al ponente, que sentado en la mesa, escuchaba a través de un receptor inalámbrico.

En ocasiones puede darle la circunstancia del ruido, que perjudique la audición del intérprete y no le llegue bien el sonido que debe traducir por interferencias de sonido de la sala. Por ello, es importante organizarlo bien, acudir siempre a profesionales que sepan solucionar bien cualquier incidencia y que la interpretación sea un éxito.