La interpretación simultánea nace en el siglo XX y parece que fue practicada por primera vez tras la Primera Guerra Mundial, durante la firma del Tratado de Versalles. La combinación de idioma utilizada durante estas conversaciones fue inglés-francés. Se desarrolló de manera que mientras alguien pronunciaba un discurso, acto seguido el intérprete lo iba traduciendo a otro idioma.

En la misma época se formó un equipo de intérpretes que trabajaban en la Sociedad de Naciones.

Otros dicen que la interpretación simultánea se utilizó por primera vez después de la Segunda Guerra Mundial.

De todos modos, desde entonces, la interpretación simultánea se hizo imprescindible para muchas organizaciones Internacionales, incluso para la ONU.

Desde entonces el arte de la interpretación sigue evolucionando cada vez más; desde la mampara de cristal, que solía utilizar el intérprete al principio, hemos pasado ahora al uso de unas cabinas cómodas, espaciosas e insonorizadas.

Además el intérprete antes solo solía conocer un idioma, dos con su idioma nativo, ahora mismo es difícil encontrar un intérprete que sepa menos de tres idiomas.

Si quieres saber más sobre la evolución de la interpretación simultánea en la historia, en Dixit, agencia de traducción e interpretación, te lo contamos.