En nuestro portfolio de clientes tenemos muchas agencias de comunicación y publicidad que suelen solicitarnos traducciones pertenecientes al sector del marketing.

Traducir este tipo de textos conlleva una labor muy atenta y creativa ya que el traductor no solo tiene que traducir sino volver a crear el mensaje publicitario adaptándolo al público al que esté destinado.

Tanto el mensaje publicitario original como el traducido tienen que llamar la atención del posible cliente, convenciéndolo a comprar y usar el producto.