Uno de los retos más complicados a los que se enfrenta el traductor son los juegos de palabras. El juego de palabras es un recurso lingüístico que consiste en la ambigüedad de unas palabras por tener más de un posible significado. La dificultad que supone la traducción de estos recursos se debe a las diferencias entre los distintos idiomas en cuanto a la polisemia. La polisemia es la “pluralidad de significados de una palabra o de cualquier signo lingüístico” (RAE). En español tienes por ejemplo la palabra ‘banco’ que entre otros tiene los significados de un asiento alargado con respaldo y de un establecimiento público donde depositar nuestro dinero. Sin embargo, en inglés hay dos palabras distintas para los dos significados que tiene ‘banco’: bank para establecimiento y bench para el asiento.

Cuando el traductor se enfrenta a un juego de palabras que por falta de polisemia en el idioma destino no se puede traducir literalmente, tiene que poner a prueba su creatividad. Un ejemplo de solución en una situación así se puede observa en el episodio 21 de la 4ª temporada de la comedia The Big Bang Theory.

Dos de los protagonistas, Amy y Sheldon, llegan a casa de Amy después de una fiesta y ella le pide entrar. En inglés dice lo siguiente:

Amy:                     Would you like to come in for a nightcap?

Sheldon:             If you are referring to the beverage: you know, I don’t drink. If you are referring to the hat you have on while wearing a night shirt holding a candle, I have one.

Amy le pregunta a Sheldon si quiere pasar a por un nightcap que se puede traducir como ‘gorro de dormir’ o ‘bebida que se toma antes de acostarse’. De ahí surge la situación cómica porque Sheldon le pregunta a Amy a cuál de las dos opciones se refiere.

En español no se puede hacer uso de este juego de palabras ya que no existe equivalente a nightcap. Sin embargo se solucionó de la siguiente manera:

Amy:                     ¿Pasas a tomar algo relajante?

Sheldon:             Si te refieres a una bebida alcohólica ya sabes que no bebo. Si te refieres a las pastillas que toma la gente para dormir a pierna suelta, tampoco tomo.

Para poder mantener el juego de palabras, se sustituyó el gorro de dormir por pastillas y se ha conseguido salvar la situación cómica.