En el mundo de la traducción existen distintos sectores con distintas necesidades.

Hoy vamos a hablar de la traducción financiera.

La traducción financiera está muy relacionada con la traducción jurídica y con la traducción económica.

Hay documentos como contratos mercantiles o documentos societarios que tienen un relevante componente jurídico y hay luego documentos como los informes macroeconómicos o los análisis de inversión que, en cambio, tienen un fuerte componente económico.

En el sector de la traducción financiera son importantes e imprescindibles la fecha y la hora de caducidad diaria, por eso, por nuestra parte, nos comprometimos a entregar todos los trabajos con la mayor rapidez posible garantizando al cliente el plazo de entrega establecido.