LOST IN TRASLATION

 

¿Sabías que el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki se produjo por un error de traducción?

 

Tras la conferencia de Postdam, se acordó unos términos de rendición para Japón que le instaban a su rendición o aniquilamiento. El gobierno japonés recibió con alborozo la noticia dado que las condiciones eran excepcionalmente favorables. El problema es que Japón se enteró del ultimátum a través de la radio y al tratarse de un canal “no oficial”, se consideró la propuesta en actitud de mokusatsu (un término ambiguo que puede significar “desconocer” o “abstenerse de todo comentario”). Los periodistas que recogieron la declaración no supieron a cual de los dos términos se refería el gabinete por lo que se resolvió que Japón “desconocía” (rechazaba) el ultimátum y fue atacado. Todo acabó con el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.

 

Un hecho tan dramático solo pone de relieve la importancia de la comunicación bien hecha. Entenderse y hacerse entender. En el mundo empresarial, existen multitud de ejemplos de comunicaciones desastrosas por falta de profesionalidad en la traducción y el desconocimiento de la cultura de destino:

 

Cuando la lapicera Parker llevó al mercado latino un bolígrafo con ball point (punta redondeada), su aviso debía ser la traducción de “It won’t leak in your pocket and embarrass you“, que significa: “No goteará en tu bolsillo ni te avergonzará”, pero pensaron que embarrass se traducía distinto, consiguiendo el slogan: “No goteará en tu bolsillo ni te embarazará

 

La fabricante escandinava de aspiradoras Electrolux usó el siguiente eslogan en una campaña estadounidense: Nothing sucks like an Electrolux (textual: “Nada chupa más que una Electrolux”), pero el verbo suck tiene un significado del slang que lo haría significar “Nada apesta como una Electrolux”.

 

El gobierno galés, en pleno cambio de señales de tráfico adaptadas al inglés cometió un error en uno de sus aviso de seguridad. Resulta que se quería traducir el siguiente cartel de aviso: “Respeten la velocidad. Zona residencial”. Al enviarle la propuesta al traductor, éste respondió con una respuesta automática: “Estoy fuera de la oficina. Envíen los trabajos de traducción más tarde”. Por alguna extraña razón, éste es el mensaje que aparece en galés en todos los carteles de aviso.

 

Los errores de traducción (mistranslations) a menudo ocasionan perjuicios que no pasan de la mera anécdota:

 

1995, partido Zaragoza-Chelsea. La situación en el campo se agrava por momentos. Los hooligans se enzarzan con la policía y aficionados locales y la tensión va en aumento. En un momento del encuentro, una falta deja tendido en el suelo a un jugador inglés. El estadio comienza a gritar: “Písalo, písalo”. Y de repente, los hinchas ingleses comienzan a aplaudir y a manifestarse en son de paz. Más tarde se hallaría la respuesta: los hooligans pensaron que lo que realmente tarareaba la afición del Zaragoza era “Peace and Love, Peace and Love”.

 

 

 Un pequeño diseñador de ropa, popularizó la venta de una de sus camisetas en las que aparecía una mariquita abrazado a un corazón y en la que se podía leer: “fag love” (en vez de “ladybug love”).

 

Un médico de Roma no sabía por qué tenía tan poca clientela femenina tras colocar su cartel: “SPECIALIST IN WOMEN AND OTHER DISEASES” (“Especialista en mujeres y otras enfermedades”).

 

Y para terminar, un término que os puede ocasionar más de un malentendido: los FALSE FRIENDS, palabras que se parecen a como suenan en nuestro idioma original pero que significan cosas muy distintas. Por ejemplo, si estás en un bar no pidas un “vase of water” (florero de agua) pues seguramente te miren raro; mejor un “glass of water” para apaciguar la sed (por mucha que tengas). Aquí tenéis un enlace con los false friends más comunes en inglés: http://www.ompersonal.com.ar/omgrammar/falsosamigos.htm

 

Por todos estos motivos, es importante que las comunicaciones en otros idiomas se realicen por agencias de traducción consolidadas, ya que, dedicar los recursos necesarios a una comunicación bien hecha puede ahorrarte momentos embarazosos, confusiones innecesarias y malentendidos problemáticos.

 

Evita entrar en el anecdotario de mistranslations!!