Se trata de un premio convocado desde 1984 por el Ministerio de la Cultura Española donde se elige la mejor entre las traducciones de obras extranjeras realizadas por traductores españoles.

Existía ya desde el 1956 aunque estaba conocido como el premio “Fray Luis de León”.

Es el premio de traducción literaria más importante que se convoca en España. Un jurado de filólogos y traductores nombrados por el Ministerio de Cultura es el responsable de eligir anualmente el mejor traductor.