Para garantizar la calidad en los servicios de traducción que ofrecemos, la revisión tiene un papel crucial en los procesos de gestión de proyectos. Seguimos dos pasos a la hora de llevar a cabo una traducción:

—Revisión llevada a cabo por el propio traductor. Siempre que sea posible, le pedimos a nuestros clientes un plazo de entrega que cubra el tiempo de la revisión llevada a cabo por el propio traductor asignado a ese proyecto.

—Revisión llevada a cabo por un revisor ajeno al traductor. En el Departamento de Revisión, nuestros revisores nativos, ajenos al trabajo de los traductores, se encargarán de hacer una última revisión a tu traducción antes de enviártela, garantizando así una gran calidad en el resultado final de este servicio.

No obstante, también puede ocurrir que únicamente necesites un servicio de revisión y no de traducción.

Esto puede ser debido a múltiples factores como, por ejemplo, la revisión de una traducción con la que no has quedado lo suficientemente satisfecho o la revisión de un documento sobre el que se han hecho cambios. En este caso, nuestros traductores podrán pulir tus textos, sea cual sea el formato en el que esté el documento: PDF, Word, Excel, PowerPoint, etc.

Las tarifas de revisión variarán en función del idioma de destino. Consúltanos e infórmate sin compromiso.

Solicitar presupuesto

revision