Una Traducción Jurada es una traducción realizada por un Traductor Jurado autorizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. El Traductor Jurado actúa como un Notario, y da fe pública de la veracidad del documento traducido.

La necesidad de este tipo de traducción surge por exigencia de determinadas autoridades (Ministerio, Juzgado, Institución académica). Son estos organismos, españoles o extranjeros, los que requieren que la traducción que se vaya a presentar sea jurada.

Por otro lado, la Traducción Jurada se puede utilizar para avalar la información traducida puesto que el traductor asume la responsabilidad de la traducción con su firma y su sello reconocidos.

Fotolia_39967027_Subscription_Monthly_M