El análisis de la calidad de un texto se basa en la evaluación del nivel sintáctico y del nivel léxico de la traducción.

En el sector de la traducción ocurre que las traducciones son consideradas, a veces, demasiado literales. ¿Una traducción literal puede ser una buena traducción?

Esto depende del género de los textos y del sector al que pertenecen:

Si se trata de traducciones juradas y jurídicas la correspondencia “exacta” entre los términos originales y su propia traducción es considerada una calidad positiva de la misma ya que es imprescindible que el significado se quede invariable.

Si se trata de traducciones con contenido cultural el texto traducido se tiene que adaptar a la lengua de destino y por eso los términos elegidos en la traducción también podrían ser totalmente distintos de los originales.