¿Buscas un traductor en Castilla y León o en otro lugar? ¿Necesitas un traductor jurado, un traductor técnico, un traductor médico, un traductor de páginas web, o un intérprete? En Dixit, Agencia de Traducción e Interpretación con más de 10 años de experiencia, podemos ayudarte.

Sean cuales sean tus necesidades de traductores en Castilla y León, desde escritos generales o textos especiales, eslóganes y presentaciones comerciales, textos jurídicos, traducciones juradas, manuales de instrucciones, software o páginas webs podemos ofrecerte los más altos estándares de profesionalidad en Dixit, Agencia de Traducción.

Agencia de traducción en Castilla y León

Los traductores de páginas web, traductores técnicos, traductores médicos, traductores jurídicos, traductores jurados o traductores literarios que trabajan para la Agencia de Traductores e Intérpretes prestan servicio en Castilla y León y gracias a sus directores de proyecto, tendrás la posibilidad de trabajar con una empresa seria, responsable y con los más altos estándares de calidad en Castilla y León.

Traductores jurados en Castilla y León

En algún momento, todo el mundo necesita una traducción jurada oficial, es decir, una traducción certificada por un traductor jurado acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, por lo que en Dixit, Agencia de Traductores, podemos ofrecerte traducciones juradas en Castilla y León en los siguientes idiomas: inglés, francés, alemán, portugués, brasileño, chino (tanto en chino mandarín, como en chino cantonés), árabe, japonés, ruso, sueco, danés y finés, croata, serbio y los idiomas de territorios de España: catalán y gallego, siempre por traductores jurados nativos en esos idiomas.

Especializados en Traducción jurada en Castilla y León, en Dixit, Agencia de Traductores e Intérpretes, podremos dar validez, exactamente igual que el original, a tus contratos, informes y reclamaciones jurídicas así como resoluciones jurídicas, demandas, certificados, títulos universitarios, diplomas… Recuerda que una traducción jurada es una traducción fiel a la original, firmada y sellada por un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.