Algunos de los campos más demandados por las empresas a las agencias de traducción son el financiero, económico y comercial. Esto se debe a que las empresas poseen gran cantidad de documentación económica, financiera y comercial, ya sea porque lo exige la ley, porque forma parte de su negocio o bien porque forma parte de la documentación que utilizan para vender a sus clientes.

Los documentos que las empresas suelen encargar a traducir a las agencias de traducción son balances de situación, cuentas de pérdidas y ganancias, memorias anuales, informes de auditoría, , documentación bursátil, manuales y guías de venta, presentaciones comerciales, etc…

En España, la combinación de idiomas que más se utiliza en estos campos tanto en inversa como en directa suele ser de inglés al español. Después del inglés se encargan traducciones inversas y directas de francés, alemán, italiano y portugués. También se realizan traducciones de otros idiomas pero con menor frecuencia.

Hay que tener en cuenta que en las traducciones económicas existen multitud de cifras, por ejemplo, en las cuentas de pérdidas y ganancias o en los balances de situación. Estas cifras siempre que esté el inglés como lengua de origen o de destino deben adaptarse usando los puntos por comas y viceversa. Además, la traducción económica tiene muchos conceptos que deben vigilarse propios de los sectores económico, comercial, y financiero. Por ello, es importante que los traductores estén muy especializados y tengan elevada experiencia.

Una vez terminada la traducción debemos revisar que todos los términos comodines del sector económico, comercial o financiero estén bien empleados y posteriormente se haga una correcta revisión para poder entregar la traducción al cliente.