En mi día a día  como trabajadora de Dixit, he venido observando que en algunos casos,  a la hora de solicitar un servicio de traducción, es muy frecuente para los que no son conocedores del sector usar el término traductor  o traductor simultáneo cuando lo que se está solicitando es un servicio de interpretación.

La traducción escrita y la interpretación son actividades afines pero muy diferentes, con recursos y técnicas bien distintas. El traductor trabaja siempre sobre un texto escrito, mientras que el intérprete traduce oralmente de un idioma a otro durante un discurso. Un intérprete no tiene por qué ser traductor aunque hay algunos profesionales que sí realizan ambas actividades.

En Dixit, ofrecemos ambos servicios, el de traducción y el de interpretación. Nuestros traductores e intérpretes están altamente cualificados y experimentados, están segmentados tanto por materias como por idiomas, y son siempre nativos en la lengua de destino, lo que garantiza siempre el éxito final del servicio