En Dixit, agencia de traducción, nuestra prioridad ha sido siempre escoger a los mejores traductores especializados en un tema concreto: financiero, legal, técnico, traducciones de marketing, etc.

Uno de los clientes que tenemos, una importante empresa financiera multinacional, acudió a nosotros porque desde su central en Inglaterra les había llamado primero la atención y luego les habían multado porque en la página web aparecían productos financieros que realmente no tenían

¿El motivo?

Una traducción incorrecta que les había ocasionado, no solo quebraderos de cabeza, sino un coste elevado que tuvieron que pagar por la sanción recibida.

Por ello siempre insistimos en que se debe realizar un primer glosario para que lo valide el cliente, y que la traducción se revise para su aprobación final

No hay que jugarse el negocio y contar siempre con los mejores profesionales de la traducción